El cuento de François

Érase una vez un señor francés llamado François, que por circunstancias de la vida que sólo él conocía, perdió el dinero, el trabajo, el coche, la casa, los amigos, la familia y hasta la autoestima.
Deambuló por la vida sin más cobijo que puentes, portales, cartones y porches.
Viajó a la deriva de pueblo en pueblo, alejándose cada vez más de sus raices, en busca de lugares en donde nadie le conociera, confiando en que el tiempo haría que los que le conocían, le olvidasen.
Así dio con sus huesos en España, un gran país con temperamento mediterráneo, repleto de gentes hospitalarias.
Alcanzó una ciudad llamada Badalona, en la que pudo encontrar nuevos puentes, nuevos portales, nuevos cartones y nuevos porches.
Pero seguía sin dinero, sin trabajo, sin coche, sin casa, sin amigos, sin familia y hasta sin autoestima.
El hambre pellizcaba con saña su estómago.
Un día, François arrastraba el lastre de su miseria por una calle de Badalona cuando recibió el sugerente aroma del pan recién hecho. Se dirigió al despacho de pan del que emanaba tal efluvio y no pudo resistir la tentación de coger una "baguette", como buen francés que era, e intentó huir con ella.
La vendedora de pan, al ver que el indigente intentaba robar tan preciado tesoro se dirigió hacia él para quitarle el botín. Así comenzó una encarnizada lucha en la que cada uno tiraba de un extremo de la barra.
Al verse François perdido, agarró de las solapas a la vendedora y el pan se partió de forma salomónica, con lo que nuestro amigo pudo salir corriendo con la mitad de su botín, quedando la otra mitad en manos de su dueña, que llamó a la policía. Pero los agentes no lograron encontrar al francés.
A los pocos días François fue visto por su víctima mientras caminaba por la calle, y ésta avisó de nuevo a la policía, que acudió presta para detener al ladrón de pan.
Lo más llamativo de este cuento, es que no es tal, pues François existe. Y aunque su robo de media "baguette" en una panadería de Badalona es cierto y su detención se ha realizado realmente, asusta saber que hace una semana se ha celebrado su juicio en el Juzgado de lo penal nº 9, en el que le han acusado de robo con fuerza y el fiscal ha pedido para él una condena de AÑO Y MEDIO DE PRISIÓN.
Solo me cabe pensar que el señor Fiscal se apiadó de nuestro amigo y quiso otorgarle año y medio de techo bajo el que cobijarse, cama en la que dormir, y comida caliente tres veces al día. De no ser así, no me explico la magnitud de la condena, por muy caras que esten las "baguettes". Anda que si llega a robar una chapata...


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡ AVISO IMPORTANTE !!!
He activado la moderación de comentarios.
Tu opinión será visible tras la aprobación.
Gracias por dejar tu huella en este humilde lugar.

Related Posts with Thumbnails