El lenguaje de la mentira.

Las mentiras han cambiado el curso de la historia del mundo. Son famosos los embustes dichos por Adolf Hitler al primer ministro británico Neville Chamberlain, cuando se reunieron justo antes del estallido de la guerra, en septiembre de 1938. Hitler se preparaba en secreto para invadir Checoslovaquia y por lo tanto ansiaba evitar que los checos armaran una fuerza de represalia. El Führer le aseguró a Chamberlain que no tenía ninguna intención de atacar Checoslovaquia, y el líder británico le creyó. Unos días después de su encuentro, Chamberlain escribió a su hermana, describiéndole su convicción de que Hitler era "...una persona en quien se puede confiar cuando ha dado su palabra". Chamberlain estaba tan convencido de la honestidad de Hitler que les pidió a los checos que no movilizaran sus tropas, temiendo que tal acto pudiera ser visto por parte de los alemanes como un acto de agresión. El consiguiente ataque alemán arrolló rápidamente a las mal preparadas fuerzas checoslovacas y condujo al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. El mundo bien podría ser ahora un lugar muy diferente si Chamberlain hubiese sido capaz de detectar las mentiras de Hitler durante su fatídico encuentro.

Este estracto del libro "Rarología", del doctor en Psicología Richard Wiseman, nos enseña que los seres humanos, además de conocer el mundo que nos rodea, deberíamos poner más interés en conocernos a nosotros mismos. La Psicología del engaño puede ser más útil, en la mayoría de las ocasiones, que los avances tecnológicos. Qué pena que a nosotros no nos crezca la nariz.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡ AVISO IMPORTANTE !!!
He activado la moderación de comentarios.
Tu opinión será visible tras la aprobación.
Gracias por dejar tu huella en este humilde lugar.

Related Posts with Thumbnails