De apestados y leprosos.

Napoleón visitando a los apestados


El pasado 1 de Mayo, un grupo de chicos de la Asociación Almeriense para el Síndrome de Down "Asalsido", celebraban la clausura de un curso yéndose a cenar. Tras la cena fueron a tomar un refresco y a bailar un poco a un pub de la capital almeriense que tiene el castizo nombre de "Ay Carmela". Iban acompañados de sus monitores y se estaban divirtiendo sin mayor problema. Al llegar la una y media de la madrugada, el local comenzó a llenarse de gente. Fue entonces cuando uno de los porteros del pub acudió en busca de los monitores de los chicos para decirles: "Esto se está llenando de gente. La hora del colegio se ha acabado. Os tenéis que marchar". Al no recibir más explicaciones los monitores se negaron a abandonar aquel sitio, a lo que el mismo portero de antes les explicó: "En mi lugar harías lo mismo. Es lo mejor para todos." En vista de la desagradable situación que se creó, todos decidieron coger sus chaquetas y marcharse cada uno a su casa. Así terminó la fiesta. Supongo que el pub se llenó de gente guapa y sin síndrome de down ni ningún defecto que "molestase" a los propietarios del garito o a sus clientes. A veces, los locales nocturnos contratan a famosillos de medio pelo para dar una "buena imagen" que atraiga a la clientela. Claro, un ex concursante de "Gran Hermano" o una prostituta reciclada que se ha cepillado a medio equipo de fútbol de primera división sí que son alguien digno de ver. Los que tienen síndrome de down deben ser expulsados cuando viene más gente como si fuesen apestados o leprosos.
Ay, Carmela, qué vida ésta...
Category: 0 comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡¡ AVISO IMPORTANTE !!!
He activado la moderación de comentarios.
Tu opinión será visible tras la aprobación.
Gracias por dejar tu huella en este humilde lugar.

Related Posts with Thumbnails